¿Cómo elegir un shampoo para cabello graso?

En éste portal, tu nuevo blog del conocimiento para el cuidado de la piel, la barba y el correcto procedimiento para adquirir y utilizarlo, te hemos hablado sobre cómo elegir el mejor shampoo para hombre y cómo elegir el mejor shampoo para barba (No olvides revisar nuestras guías y enterarte sobre todo acerca de estos productos).

Pero el universo del cuidado masculino es muy grande y es momento de hablar un poco sobre un campo más específico que nos compete a todos.

Una vez que hemos identificado nuestro tipo de cabello para saber que shampoo es el más conveniente para nosotros, hablaremos brevemente de las razones del cabello graso, por qué tu cabello es de esta forma y los beneficios y diferencias entre un shampoo convencional que normalmente utilizamos de manera cotidiana sin fijarnos si es el ideal para nuestro cabello y un shampoo específico para cabello graso.

Existe una verdad que debemos afrontar, todos los hombres de vez en cuando experimentamos y convivimos con un cabello graso.

Esto se debe a diversos factores que desarrollaremos más adelante como la falta de tiempo para el correcto lavado o incluso el producto que estamos utilizando en este momento puede fomentar el cabello graso.

¿Las mujeres también sufren de esta situación en particular? En parte sí, pero los hombres tendemos a tener el cabello graso más que las mujeres por una cuestión de genética, ya que entre las hormonas que determinan el nivel de grasa del cuero cabelludo está la testosterona.

Teniendo estos elementos en cuenta, comencemos a desmenuzar este tipo particular de cabello y la manera en que podemos darle la solución y el tratamiento adecuado y de esta manera elegir el shampoo para cabello graso que necesitamos.

En éste portal, tu nuevo blog del conocimiento para el cuidado de la piel, la barba y el correcto procedimiento para adquirir y utilizarlo, te hemos hablado sobre cómo elegir el mejor shampoo para hombre y cómo elegir el mejor shampoo para barba (No olvides revisar nuestras guías y enterarte sobre todo acerca de estos productos).

Pero el universo del cuidado masculino es muy grande y es momento de hablar un poco sobre un campo más específico que nos compete a todos.

Una vez que hemos identificado nuestro tipo de cabello para saber que shampoo es el más conveniente para nosotros, hablaremos brevemente de las razones del cabello graso, por qué tu cabello es de esta forma y los beneficios y diferencias entre un shampoo convencional que normalmente utilizamos de manera cotidiana sin fijarnos si es el ideal para nuestro cabello y un shampoo específico para cabello graso.

Existe una verdad que debemos afrontar, todos los hombres de vez en cuando experimentamos y convivimos con un cabello graso.

Esto se debe a diversos factores que desarrollaremos más adelante como la falta de tiempo para el correcto lavado o incluso el producto que estamos utilizando en este momento puede fomentar el cabello graso.

¿Las mujeres también sufren de esta situación en particular? En parte sí, pero los hombres tendemos a tener el cabello graso más que las mujeres por una cuestión de genética, ya que entre las hormonas que determinan el nivel de grasa del cuero cabelludo está la testosterona.

Teniendo estos elementos en cuenta, comencemos a desmenuzar este tipo particular de cabello y la manera en que podemos darle la solución y el tratamiento adecuado y de esta manera elegir el shampoo para cabello graso que necesitamos.

¿Por qué tengo cabello graso?

Una vez que has identificado tu tipo de cabello (recuerda que puedes revisar esto y todo sobre los shampoos en el siguiente link) debes conocer y acercarte un poco a las razones del por qué tu cabello es un cabello graso.

Debes entender que la grasa es parte de la constitución de nuestro cuerpo.

De manera natural producimos aceites mediante las glándulas sebáceas en nuestra piel, en nuestro rostro, nuestra cabeza y en todo nuestro cuerpo.

Así que no te preocupes, tener aceite en nuestro cabello es un proceso completamente natural. Las zonas que tienen la mayor cantidad de glándulas sebáceas son el rostro, el pecho y el cuero cabelludo.

De hecho, tu cuero cabelludo tiene entre 200 y 500 de estas glándulas por cada centímetro cuadrado.

Necesitamos estos aceites para mantener nuestro cabello sano ya que evitan que el cabello se vuelva quebradizo y se rompa.

Dichos aceites también actúan como una capa impermeable para proteger la piel. Pero, como todo en la vida, los excesos son casi siempre negativos.

Con el tiempo, estos aceites pueden acumularse, lo que hace que nuestro cabello se vea grasiento y sucio.

Dicha acumulación puede deberse a numerosos problemas.

A continuación te presentamos algunos motivos por los cuales el cabello presenta estas características:

  • Lavado en exceso:

    Ésta es una causa común de cabello graso y, a medida que se vuelve más grasoso, sentimos la necesidad de seguir lavando.

    Este lavado excesivo elimina del cuero cabelludo los aceites naturales y hace que las glándulas sebáceas produzcan más aceite para compensar la pérdida.

    ¿Ves que todo en exceso, incluso lo que creemos benéfico, termina siendo perjudicial?

  • Tocarse mucho el cabello:

    A todos nos gusta mantener nuestro cabello en su lugar, pero cuando lo tocas, transfieres el aceite de tus manos hacia la cabeza.

    Esta sobrexposición sólo generará con el tiempo más y más aceite sobre tu cabello.

  • Cepillarte de más:

    Lo creas o no, cepillarse el cabello en exceso estimula la producción de nuestros aceites naturales.

    Sólo cepíllate lo necesario.

  • Productos incorrectos:

    El shampoo inadecuado puede crear una capa no deseada en la piel.

    También puede ser de un producto resistente, como una cera para el cabello que no necesitas o un acondicionador pesado.

    Todos estos elementos pueden causar caspa.

  • Estrés:

    Las glándulas sebáceas son sensibles a nuestros niveles de estrés, así que nuestra situación laboral o nuestra vida cotidiana pueden estar afectando directamente a nuestro cabello.

  • Genética:

    Así es, si tus padres tienen cabello o piel grasosa, es más probable que seas vulnerable a la misma condición.

  • Cuestiones hormonales:

    Un aumento de las hormonas puede afectar el proceso de producción de nuestros aceites naturales.

    La pubertad y algunos medicamentos pueden alterar nuestro nivel de hormonas.

  • Condiciones de la piel:

    Es importante mantener sana la piel del cuero cabelludo. A medida que la piel se seca y se desprende, las glándulas sebáceas producirán aceite para compensar esta pérdida.

    Por eso, antes de considerar cualquier producto, debes considerar si sufres alguna enfermedad como psoriasis entre otras.

  • Dieta poco saludable:

    Gran parte de nuestra salud, como te hemos comentado o podrás ver en otros artículos de nuestro blog, se encuentra en nuestra nutrición.

    En el caso del cabello graso, comer muchos alimentos grasos contribuirá al aumento de grasa de la piel.

  • Tipo de cabello:

    Desafortunadamente, los hombres que cuenten con cabello fino son más vulnerables al cabello graso ya que hay menos cabello para cubrir con el aceite y este se sigue produciendo sin considerar la situación.

En resumen, los aceites naturales son necesarios para nuestro organismo pues la grasa se encarga de evitar la sequedad y proteger la piel de las agresiones externas.

Es un buen lubricante y protector del cabello.

En el caso de los cabellos grasos, las glándulas sebáceas están más activas y pueden producir más grasa de lo normal.

Hay algunos otros factores que intervienen como el sexo y la edad.

Este exceso de grasa puede ensuciar el cabello y el cuero cabelludo dejándolo más brillante, más untuoso, y con un aspecto más lacio y apelmazado.

¿Por qué tengo cabello graso?

Una vez que has identificado tu tipo de cabello (recuerda que puedes revisar esto y todo sobre los shampoos en el siguiente link) debes conocer y acercarte un poco a las razones del por qué tu cabello es un cabello graso.

Debes entender que la grasa es parte de la constitución de nuestro cuerpo.

De manera natural producimos aceites mediante las glándulas sebáceas en nuestra piel, en nuestro rostro, nuestra cabeza y en todo nuestro cuerpo.

Así que no te preocupes, tener aceite en nuestro cabello es un proceso completamente natural. Las zonas que tienen la mayor cantidad de glándulas sebáceas son el rostro, el pecho y el cuero cabelludo.

De hecho, tu cuero cabelludo tiene entre 200 y 500 de estas glándulas por cada centímetro cuadrado.

Necesitamos estos aceites para mantener nuestro cabello sano ya que evitan que el cabello se vuelva quebradizo y se rompa.

Dichos aceites también actúan como una capa impermeable para proteger la piel. Pero, como todo en la vida, los excesos son casi siempre negativos.

Con el tiempo, estos aceites pueden acumularse, lo que hace que nuestro cabello se vea grasiento y sucio.

Dicha acumulación puede deberse a numerosos problemas.

A continuación te presentamos algunos motivos por los cuales el cabello presenta estas características:

  • Lavado en exceso:

    Ésta es una causa común de cabello graso y, a medida que se vuelve más grasoso, sentimos la necesidad de seguir lavando.

    Este lavado excesivo elimina del cuero cabelludo los aceites naturales y hace que las glándulas sebáceas produzcan más aceite para compensar la pérdida.

    ¿Ves que todo en exceso, incluso lo que creemos benéfico, termina siendo perjudicial?

  • Tocarse mucho el cabello:

    A todos nos gusta mantener nuestro cabello en su lugar, pero cuando lo tocas, transfieres el aceite de tus manos hacia la cabeza.

    Esta sobrexposición sólo generará con el tiempo más y más aceite sobre tu cabello.

  • Cepillarte de más:

    Lo creas o no, cepillarse el cabello en exceso estimula la producción de nuestros aceites naturales.

    Sólo cepíllate lo necesario.

  • Productos incorrectos:

    El shampoo inadecuado puede crear una capa no deseada en la piel.

    También puede ser de un producto resistente, como una cera para el cabello que no necesitas o un acondicionador pesado.

    Todos estos elementos pueden causar caspa.

  • Estrés:

    Las glándulas sebáceas son sensibles a nuestros niveles de estrés, así que nuestra situación laboral o nuestra vida cotidiana pueden estar afectando directamente a nuestro cabello.

  • Genética:

    Así es, si tus padres tienen cabello o piel grasosa, es más probable que seas vulnerable a la misma condición.

  • Cuestiones hormonales:

    Un aumento de las hormonas puede afectar el proceso de producción de nuestros aceites naturales.

    La pubertad y algunos medicamentos pueden alterar nuestro nivel de hormonas.

  • Condiciones de la piel:

    Es importante mantener sana la piel del cuero cabelludo. A medida que la piel se seca y se desprende, las glándulas sebáceas producirán aceite para compensar esta pérdida.

    Por eso, antes de considerar cualquier producto, debes considerar si sufres alguna enfermedad como psoriasis entre otras.

  • Dieta poco saludable:

    Gran parte de nuestra salud, como te hemos comentado o podrás ver en otros artículos de nuestro blog, se encuentra en nuestra nutrición.

    En el caso del cabello graso, comer muchos alimentos grasos contribuirá al aumento de grasa de la piel.

  • Tipo de cabello:

    Desafortunadamente, los hombres que cuenten con cabello fino son más vulnerables al cabello graso ya que hay menos cabello para cubrir con el aceite y este se sigue produciendo sin considerar la situación.

En resumen, los aceites naturales son necesarios para nuestro organismo pues la grasa se encarga de evitar la sequedad y proteger la piel de las agresiones externas.

Es un buen lubricante y protector del cabello.

En el caso de los cabellos grasos, las glándulas sebáceas están más activas y pueden producir más grasa de lo normal.

Hay algunos otros factores que intervienen como el sexo y la edad.

Este exceso de grasa puede ensuciar el cabello y el cuero cabelludo dejándolo más brillante, más untuoso, y con un aspecto más lacio y apelmazado.

¿Cómo puedo tratar correctamente el cabello graso?

Existen algunos trucos para cuidar el pelo graso que debes tener en cuenta y aquí te los presentamos:

  • La alimentación es importante:

    para pelear contra el exceso de los aceites naturales de nuestro cuerpo, lo recomendable es aumentar el consumo de vitamina A, vitamina que encuentra en alimentos como zanahorias, espinacas, melón, leche, huevo y queso. Además de evitar o disminuir el consumo de alcohol y de café.

  • Evita tocarte demasiado el pelo:

    De esta manera lo ensucias más de lo que se ensucia él solo, recuerda limpiar el peine que usas a diario.

  • Evita usar cualquier producto que engrase tu cabello:

    Lo ideal sería no aplicar productos fijadores de ningún tipo, pero si no hay más remedio que hacerlo, todos los productos que apliques, naturales o industriales, deben ser específicos para pelo graso.

  • Intenta mantener tu cabello al aire:

    Cuanto menos cubras tu cabello menos sudará, lo cual ayudará a que se produzca menos grasa.

  • Aprovecha los recursos de los que nos provee la naturaleza:

    Existen plantas, como la ortiga y las judías verdes, que en infusión dan lugar a un líquido con características sumamente astringentes, que ayudan a eliminar el exceso de sebo.

    Otra opción es usar limón ya que cuenta con cualidades desengrasantes y limpiadoras.

    Un buen remedio para el cabello graso es utilizar gel de aloe vera puro mezclado con un poco de zumo de naranja, aplicado después del lavado 2 o 3 veces por semana durante 30 minutos, tras los cuales hay que aclararlo con agua templada.

Estos son tan solo algunos remedios caseros que puedes implementar en el cuidado de tu cabello graso, pero es momento de dar paso a las características de un buen shampoo para cabello graso.

¿Cómo puedo tratar correctamente el cabello graso?

Existen algunos trucos para cuidar el pelo graso que debes tener en cuenta y aquí te los presentamos:

  • La alimentación es importante:

    para pelear contra el exceso de los aceites naturales de nuestro cuerpo, lo recomendable es aumentar el consumo de vitamina A, vitamina que encuentra en alimentos como zanahorias, espinacas, melón, leche, huevo y queso. Además de evitar o disminuir el consumo de alcohol y de café.

  • Evita tocarte demasiado el pelo:

    De esta manera lo ensucias más de lo que se ensucia él solo, recuerda limpiar el peine que usas a diario.

  • Evita usar cualquier producto que engrase tu cabello:

    Lo ideal sería no aplicar productos fijadores de ningún tipo, pero si no hay más remedio que hacerlo, todos los productos que apliques, naturales o industriales, deben ser específicos para pelo graso.

  • Intenta mantener tu cabello al aire:

    Cuanto menos cubras tu cabello menos sudará, lo cual ayudará a que se produzca menos grasa.

  • Aprovecha los recursos de los que nos provee la naturaleza:

    Existen plantas, como la ortiga y las judías verdes, que en infusión dan lugar a un líquido con características sumamente astringentes, que ayudan a eliminar el exceso de sebo.

    Otra opción es usar limón ya que cuenta con cualidades desengrasantes y limpiadoras.

    Un buen remedio para el cabello graso es utilizar gel de aloe vera puro mezclado con un poco de zumo de naranja, aplicado después del lavado 2 o 3 veces por semana durante 30 minutos, tras los cuales hay que aclararlo con agua templada.

Estos son tan solo algunos remedios caseros que puedes implementar en el cuidado de tu cabello graso, pero es momento de dar paso a las características de un buen shampoo para cabello graso.

¿Cómo elegir el shampoo para cabello graso ideal?

El mejor consejo es el más directo.

Al momento de elegir un shampoo, busca que dicho shampoo regule la secreción sebácea.

El mejor shampoo para cabello graso es aquel que aporta volumen y fuerza a tu cabello.

Por eso debes apostar por activos naturales que fortalezcan la raíz y mejoren la salud de tu cabello. Ingredientes que debes tener en cuenta y en consideración son el té rooibos o el castaño de indias, estos activos combatirán directamente los problemas de exceso de aceites naturales.

Un consejo importante: evita los sulfatos.

Los sulfatos limpian de forma agresiva el cabello llevándose por delante los aceites naturales que nuestro cabello necesita, lo que obliga a las glándulas sebáceas a producir más sebo.

Por eso para conseguir una limpieza suave lo mejor es optar por un shampoo natural sin sulfatos para cabello graso.

Un ingrediente que te ayudará a equilibrar el cuero cabelludo son los aceites escenciales como el de menta.

El mentol natural tiene un gran efecto calmante en el cuero cabelludo.

Además, su efecto refrescante permite reducir las irritaciones y el enrojecimiento, característico de cabellos grasos.

Pero no todo termina aquí.

Una vez que cuentas con estas consideraciones para el momento de elegir el mejor shampoo para cabello graso, es momento de pasar a su correcta aplicación.

¿Cómo elegir el shampoo para cabello graso ideal?

El mejor consejo es el más directo.

Al momento de elegir un shampoo, busca que dicho shampoo regule la secreción sebácea.

El mejor shampoo para cabello graso es aquel que aporta volumen y fuerza a tu cabello.

Por eso debes apostar por activos naturales que fortalezcan la raíz y mejoren la salud de tu cabello. Ingredientes que debes tener en cuenta y en consideración son el té rooibos o el castaño de indias, estos activos combatirán directamente los problemas de exceso de aceites naturales.

Un consejo importante: evita los sulfatos.

Los sulfatos limpian de forma agresiva el cabello llevándose por delante los aceites naturales que nuestro cabello necesita, lo que obliga a las glándulas sebáceas a producir más sebo.

Por eso para conseguir una limpieza suave lo mejor es optar por un shampoo natural sin sulfatos para cabello graso.

Un ingrediente que te ayudará a equilibrar el cuero cabelludo son los aceites escenciales como el de menta.

El mentol natural tiene un gran efecto calmante en el cuero cabelludo.

Además, su efecto refrescante permite reducir las irritaciones y el enrojecimiento, característico de cabellos grasos.

Pero no todo termina aquí.

Una vez que cuentas con estas consideraciones para el momento de elegir el mejor shampoo para cabello graso, es momento de pasar a su correcta aplicación.

Aplicar correctamente el shampoo para cabello graso.

Solemos creer que sabemos cómo manejar este producto cotidiano.

Y lo más probable es que sí, pero nunca está de más tener en cuenta algunos puntos para tratar de sacarle el mayor provecho al lavado y cuidado de nuestro cabello graso. A continuación te dejamos una lista de consideraciones:

  • Usa siempre agua tibia:

    El agua demasiado caliente estimula la producción de sebo.

  • Aplica delicadamente:

    El shampoo debe aplicarse delicadamente y sin frotar excesivamente el cuero cabelludo, ya que eso estimula la producción de grasa, y lo mismo puede decirse del secado con toalla.

  • Lave 2 o 3 veces a la semana:

    Necesitas encontrar un buen equilibrio para tu tipo de cabello. No es necesario lavarse el cabello con shampoo cada vez que te bañas.

    No es bueno lavarlo todos los días, ya que si cada día eliminas toda la grasa del cuero cabelludo, éste empieza a segregar más cantidad de sebo, ya que interpreta el lavado como una agresión de la que ha de protegerse.

  • Cambia de rutina de vez en cuando:

    Agrega un shampoo a base de mentol en su rutina.

    Verifica los ingredientes en los productos que usas, no uses ninguno con aceite agregado, como el aceite de argán.

    Pruebe un remedio natural como el jugo de limón: mezcle dos limones con un cuarto de agua destilada; el limón actúa como astringente y elimina el aceite.

  • Lo mejor es secar el pelo con la cabeza inclinada:

    De manera que las raíces se separen al máximo del cuero cabelludo. Así el pelo tendrá mayor volumen y tardará más en engrasarse.

    No obstante, este efecto se irá perdiendo a medida que pasen las horas.

    Puedes secarlo al aire o con el secador, pero no lo hagas con mucho calor.

¡Listo! Esta es la información general que necesitas sobre tu cabello graso y la manera de tratarlo y cuidarlo.

No olvides que no todo se encuentra en el lavado del cabello, el ejercicio y la dieta son grandes compañeros tanto en el cuidado de nuestro cabello como en el cuidado de nuestra salud.

Como pudiste observar, muchas veces damos las cosas por sentadas y creemos que hacemos lo correcto cuando en realidad nuestras acciones pueden estar lastimando nuestro cuero cabelludo y originando que sea más graso de lo que ya es.

Pudiste darte cuenta de que los excesos, como el peinado y el lavado excesivos, resultan perjudiciales en lugar de estar haciéndonos algún bien.

No olvides también que los productos naturales, y algunos ingredientes externos, siempre serán la mejor opción frente a productos más comerciales y sintéticos.

Recuerda siempre aprovechar las virtudes de la naturaleza.

Si quieres seguir leyendo y adquiriendo el conocimiento necesario para el cuidado masculino y más, sigue leyendo nuestro blog y síguenos en nuestras redes sociales.

Tiger and Son, todo lo que necesita el caballero moderno.

Fotografías por cookie_studio / Freepik

Aplicar correctamente el shampoo para cabello graso.

Solemos creer que sabemos cómo manejar este producto cotidiano.

Y lo más probable es que sí, pero nunca está de más tener en cuenta algunos puntos para tratar de sacarle el mayor provecho al lavado y cuidado de nuestro cabello graso. A continuación te dejamos una lista de consideraciones:

  • Usa siempre agua tibia:

    El agua demasiado caliente estimula la producción de sebo.

  • Aplica delicadamente:

    El shampoo debe aplicarse delicadamente y sin frotar excesivamente el cuero cabelludo, ya que eso estimula la producción de grasa, y lo mismo puede decirse del secado con toalla.

  • Lave 2 o 3 veces a la semana:

    Necesitas encontrar un buen equilibrio para tu tipo de cabello. No es necesario lavarse el cabello con shampoo cada vez que te bañas.

    No es bueno lavarlo todos los días, ya que si cada día eliminas toda la grasa del cuero cabelludo, éste empieza a segregar más cantidad de sebo, ya que interpreta el lavado como una agresión de la que ha de protegerse.

  • Cambia de rutina de vez en cuando:

    Agrega un shampoo a base de mentol en su rutina.

    Verifica los ingredientes en los productos que usas, no uses ninguno con aceite agregado, como el aceite de argán.

    Pruebe un remedio natural como el jugo de limón: mezcle dos limones con un cuarto de agua destilada; el limón actúa como astringente y elimina el aceite.

  • Lo mejor es secar el pelo con la cabeza inclinada:

    De manera que las raíces se separen al máximo del cuero cabelludo. Así el pelo tendrá mayor volumen y tardará más en engrasarse.

    No obstante, este efecto se irá perdiendo a medida que pasen las horas.

    Puedes secarlo al aire o con el secador, pero no lo hagas con mucho calor.

¡Listo! Esta es la información general que necesitas sobre tu cabello graso y la manera de tratarlo y cuidarlo.

No olvides que no todo se encuentra en el lavado del cabello, el ejercicio y la dieta son grandes compañeros tanto en el cuidado de nuestro cabello como en el cuidado de nuestra salud.

Como pudiste observar, muchas veces damos las cosas por sentadas y creemos que hacemos lo correcto cuando en realidad nuestras acciones pueden estar lastimando nuestro cuero cabelludo y originando que sea más graso de lo que ya es.

Pudiste darte cuenta de que los excesos, como el peinado y el lavado excesivos, resultan perjudiciales en lugar de estar haciéndonos algún bien.

No olvides también que los productos naturales, y algunos ingredientes externos, siempre serán la mejor opción frente a productos más comerciales y sintéticos.

Recuerda siempre aprovechar las virtudes de la naturaleza.

Si quieres seguir leyendo y adquiriendo el conocimiento necesario para el cuidado masculino y más, sigue leyendo nuestro blog y síguenos en nuestras redes sociales.

Tiger and Son, todo lo que necesita el caballero moderno.

Fotografías por cookie_studio / Freepik